Lubricacion anal

El ano no está auto-lubricado, por lo que es necesaria la aportación de lubricantes anales, especialmente diseñados para utilizar con juguetes anales, plugs, dildos o durante la penetración con el pene.

Los lubricantes con base de agua son muy apreciados porque son más limpios y compatibles con el uso de condones, proporcionando una seguridad añadida.

Otros  prefieren los lubricantes anales con base de silicona, ya que tienen una duración mayor, al no ser absorvida la silicona por el cuerpo. Su mayor inconveniente, al igual que los basados en aceite, es que no son compatibles con la mayoría de los preservativos, por lo que son más indicados como lubricantes para juguetes sexuales.

El complemento ideal son los productos de relajación anal; especialmente para principiantes y para aquellos que tengan relaciones intensas y necesiten una protección adicional. De esta forma se aumenta el placer y se reducen las molestias y la fricción.

Compartir

Ver Como:

Ver: 50 100 TODO